lunes, febrero 6, 2023
Google search engine
Inicio#OpinionesEl rol de las editoriales independientes: Su impronta en el contexto cultural

El rol de las editoriales independientes: Su impronta en el contexto cultural

Las editoriales independientes se han caracterizado por querer dar relevancia a autores locales, rescatando las voces más ocultas, ayudándoles a visibilizar sus ideas y pensamientos a la sociedad.

 

Por:  Catalina Nahuelfil

A pocas semanas del comienzo de la primera Feria Editorial de la Universidad de La Frontera, y primera de esta índole en Temuco, se ha querido hacer hincapié en el rol que tienen las editoriales independientes en la sociedad, pues alrededor de 10 de ellas estarán presente los tres días del evento, donde mostrarán sus publicaciones y podrán dar cuenta de sus cualidades diferenciadoras en el concierto de la industria editorial.

Aún no es muy reconocido el rol que cumplen las editoriales independientes en la sociedad, sin embargo, poco a poco, han logrado instalarse como agentes indiscutibles en la diversificación bibliográfica. Desde su posición autónoma y motivaciones que van más allá del interés lucrativo, ofrecen propuestas de gran sutilidad, permitiendo el diálogo con diferentes realidades. Así lo explica Felipe Moncada Mijic, editor de Ediciones Inubicalistas de Valparaíso, explicando que: “Aportan a la diversidad del libro, incluyendo autorías que el circuito editorial de mercado no incorpora, pues no les son útiles a sus políticas del libro. De esa manera las editoriales independientes aportan voces regionales, disidentes, desde una amplitud de género, temáticas de la ruralidad, registros poéticos emergentes, narrativas incómodas, registros de procesos sociales y todo un mundo que se queda fuera del circuito tradicional de editoriales y librerías”.

Tal y como recalca Felipe, el rol principal de estas editoriales es de ayuda local, ya que buscan rescatar aquellas voces que están escondidas, ayudándoles a que abran sus horizontes y que puedan llegar a lugares abandonados que no tienen una gran producción literaria: “También han sido una forma de visibilizar temas que atañen a diversos territorios, incorporando puntos de vista al debate social y ampliando el contenido campo cultural, el que muchas veces está determinado por las exigencias y necesidades del centro político y administrativo”, mencionó el editor.

En este sentido, estas editoriales son como los medios de comunicación independiente, así lo manifiesta Carmen Avendaño, responsable de Ediciones Moneda de Viña del Mar: “Se salen de la lógica del lucro y eso les permite una libertad de criterio, ofreciéndoles a los lectores todas las posibilidades que esa lógica deja fuera; principalmente posibilidades de cambio. A diferencia de los medios, las editoriales trabajan con ideas del largo plazo, con la sensibilidad, con la identidad, la memoria, y temas en general que requieren más tiempo, tanto para llevarlos a su forma definitiva en libro como para desentrañarlos mediante la lectura”

Cabe destacar que las editoriales independientes no solo trabajan con autores de renombre, sino que buscan dar espacio a aquellos que recién están comenzando y así potenciar al máximo sus capacidades. Es el caso de Editorial Kultrún ubicada en Valdivia: “Yo trabajo con distintos tipos de libros, con autores más o menos conocidos de toda la zona sur, pero también con autores de pequeñas comunidades que hacen pequeños libros históricos referentes a sus localidades, o trabajos literarios donde ellos entregan su percepción de la vida”, comentó su fundador y editor Ricardo Mendoza Rademacher.

Además, no es solo publicar un libro para que sea vendido, sino que es un trabajo que va más allá. Es lo que deja ver el editor de Kultrún, subrayando que la tarea que se realiza con los autores y autoras es de mutua colaboración, con el objetivo de que el producto sea atractivo para las lectoras y lectores: “Las editoriales independientes justamente cumplen esa función dentro de las zonas en las que trabajan, hacer que el libro, como objeto de transmisión cultural, sea lo más eficiente posible”.

Son estas y otras muchas razones que dan vida a este tipo de editoriales, cuyos productos llegan a ser más que libros, ya que, en conjunto, pasan a conformar un espacio de circulación alternativo, cálido y abierto a las múltiples voces que son parte de la sociedad y que difícilmente podrían hacerse audibles en contextos tradicionales de producción cultural.

Si quieres conocer más a fondo el mundo editorial, puedes ser parte de FEDITT-UFRO «Curar la palabra», este 9, 10 y 11 de noviembre, a partir de las 10 de la mañana en los jardines del campus Andrés Bello de la casa de estudio, en donde las editoriales independientes podrán dialogar con las editoriales universitarias en una actividad abierta a la comunidad.

 

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img

Últimas Publicación